All for Joomla All for Webmasters

Acusan a Juan Pablo Zamora Bonilla de usar “Programa Alimentario Indígena” como medida de presión política contra Mujeres Chinantecas.

Fecha de publicación: agosto 25, 2022
esta nota ha sido vista 232 veces


Se dieron de baja a 9 niños del Programa de Apoyo a la Educación Indígena de madres de familia que luchan por que se les regrese el agua potable a sus hogares, una de ellas es madre soltera.

René Martínez funcionario federal del INPI en Uxpanapa respondió a una madre que fue una decisión personal de Juan Pablo Zamora Bonilla.

Villa Juárez – Poblado 1, Uxpanapa Veracruz a 24 de agosto del 2022.

El pasado martes 23 de agosto del 2022, un grupo de mujeres indígenas chinantecas se manifestaron durante la toma de las instalaciones de la bomba de agua en Villa Juárez – Poblado uno de este municipio de Uxpanapa Veracruz, con el fin de denunciar públicamente a Juan Pablo Zamora Bonilla, actual encargado del INPI en Uxpanapa Veracruz, de utilizar el programa del albergue escolar en dicha comunidad como medida de presión por manifestarse en contra de él para que regrese el control del agua potable a los pobladores.

Así lo denunció la señora Mireya Clemente Agustín, mujer chinanteca de la Congregación Villa Juárez, pues al igual que sus dos pequeños que tenían el beneficio del Programa de Ayuda a la Educación Indígena (PAEI), otras madres le acompañaron para denunciar los abusos.

De acuerdo al testimonio de la señora Mireya Clemente, el pasado sábado 20 de agosto ella y otras madres de familia acudieron al Albergue del Poblado Uno para llevar las boletas de sus hijos y acreditarlos como estudiantes para el siguiente ciclo escolar, pero se encontraron con la sorpresa que habían sido dado de baja, “lo marcaron hasta de amarillo donde decía que ya estaban fuera nuestros hijos, pues yo lo único que le dije al Licenciado René cual era el motivo por que nuestros hijos habían quedado fuera, se empezó a reír y me dice – ahorita hablamos –“ pero después mas tarde, este funcionario federal confirmó que fue el encargado del INPI en Uxpanapa Juan Pablo Zamora Bonilla quien señaló nueve infantes de dicha comunidad para que se les negara el acceso al programa de ayuda a la educación indígena (PAEI).

La señora Mireya Clemente aseguró que esta decisión por parte de Zamora Bonilla, tiene tintes de represión, pues ella y las otras madres de familia a quienes se les dio de baja del programa en el albergue del poblado uno, forman parte de los pobladores que reclaman su derecho al agua para ella y sus familias.

De igual manera, Mercedes Dávila Bolaños, quien también es madre soltera de dos niños denunció que ella fue dada de baja del programa del albergue de su comunidad sin explicación alguna, pero asegura fue por pelear el derecho al agua para ella y sus hijos.

Otra de las madres presentes, aseguró que su hijo cumple con la condición de ser un niño indígena pues es hijo de padre chinanteco y además entiende su lengua materna, pero también fue objeto de discriminación por reclamar el agua para su comunidad.

 

 

Comentarios (vía facebook )

comentarios